Los ciudadanos de Andalucía, Cataluña, Asturias, Cantabria y Extremadura son los que más impuestos pagan

La realidad es que la presión fiscal diverge mucho entre unas comunidades y otras y, por lo tanto, el margen para reducir los impuestos también es diferente. De esta forma, si se analizan las figuras impositivas cedidas a las CCAA (IRPF, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados), se observa que Andalucía, Cataluña, Asturias, Cantabria y Extremadura son las regiones con los tipos más altos en general. En el lado contrario, las autonomías con los impuestos más bajos son La Rioja, Madrid y Galicia.

El Consejo General de los Colegios de Economistas de España realizó recientemente un informe analizando el perfil fiscal de las comunidades autónomas y detallando casos concretos para ver cómo afectan los impuestos en los bolsillos de los ciudadanos según su lugar de residencia.

Así, los ciudadanos de Madrid y La Rioja se sitúan entre los que menos pagarían pero las principales diferencias se aprecian en rentas altas. Si se toma una renta de 110.000 euros en Madrid y La Rioja el tipo medio se situaría en torno al 36%, mientras que, en Asturias o Andalucía, llegaría hasta el 37%. En términos absolutos la diferencia sería de 1.083 euros.

- 10/05/13